Viaja a la Toscana con la colección Fiori de Coolook

Actualizado: 4 de may de 2020


Luz cálida, cielo azul y campos secos. ¿Puedes oler el verano? La colección Fiori de Coolook transmite una frescura que nos traslada directamente a un viaje a finales de julio por la Toscana.


Clara llega al aeropuerto de Florencia un jueves por la mañana. Tiene muchas ganas de este viaje, lleva todo el año trabajando y ha decidido recorrerse algunos de los pueblos de la Toscana para pasar tiempo consigo misma rodeada de belleza. Para no llevarse todo el joyero, se ha comprado algunas piezas de la nueva colección de Coolook, con las que puede hacer distintas combinaciones y tener pendientes muy distintos para cada ocasión. Cuando llega al hotel admira su alrededor y se arregla para una comida en el jardín. Se pone un vestido de Sophie and Lucie color teja y los pendientes Hibiscus de madreperla blanca, un poco de pintalabios y lista. El hotel es pequeñito, con poca gente y un ambiente muy tranquilo, justo lo que buscaba.


Por la tarde se da un paseo y encuentra una tienda local, donde compra todo tipo de cosas para hacerse un picnic al día siguiente. Leyendo Una habitación con vistas, bajo el sol de la Toscana, disfruta de una mañana de paz. Lleva su vestido de margaritas de My Peeptoes, con algunas piezas de los del día anterior, combinados con la parte de arriba Glaciar.

Recoge todo y se sube al coche sin rumbo fijo, conduce durante un rato sólo disfrutando de los paisajes. Por el camino encuentra un campo lleno de naranjos y coge algunas de estas frutas para llevárselas a Filippa, la cocinera del hotel que ha sido tan amable con ella en el desayuno.

Vuelve al hotel y se tumba un rato en las tumbonas de la piscina a disfrutar de los últimos rayos de sol mientras el cielo se vuelve de un color entre naranja, rosa y morado. Después sale a tomar algo a una plaza que está muy animada y conoce a un chico que se llama Giuseppe que le promete que al día siguiente le va a enseñar un lugar increíble.


Clara se levanta a la mañana siguiente y Filippa le sorprende con un bizcocho de naranja que ha hecho con las que le trajo ella. Es su último día en ese hotel, por lo que ya se lleva su bolsa de viaje y se despide. Ha quedado con Giuseppe a las 12 en la puerta del hotel, que aparece en una moto verde olivo, puntual. Le lleva por unas carreteras y caminos increíbles, con kilómetros y kilómetros de campos amarillos y algunos con flores. Pasan un día inolvidable, él es fotógrafo y no puede parar de hacerle fotos a Clara. Cenan en el pueblo donde ella se va a quedar para la segunda y última parada de su viaje. En un restaurante pequeño muy acogedor, una pasta con basílico y pommodoro, mucho vino y tiramisú. Ya no vuelven a separarse hasta tres días después, cuando Clara vuelve a casa. ¿Volverán a verse?


Utilizando piedras como la madreperla blanca la firma consigue aportar un contraste con la piel bronceada que nos deja esta época del año. Pero también utilizan colores alegres que recuerdan a la naturaleza, como el morado, amarillo, rosa, verde... Cada diseño está pensado para acompañar a la forma de la cara y destacar rasgos, así como también las piedras están talladas a mano una a una haciendo cada pieza única. Además las flores son algo que siempre estarán en tendencia de una forma u otra.






20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo